Sobre la editorial

El espíritu de las publicaciones es connatural a la Institución, desde sus inicios en 1981, afincado en la trayectoria marcada con dignidad, calidad y buen nombre, por parte del Instituto Colombo-Venezolano, ya que esta última entidad ofrecía programas universitarios, al amparo de la normatividad existente. La creación del Departamento de Publicaciones y Reprografía, como una sección de la Secretaría General, en 2001, significó la colocación de las bases para un sistema de publicaciones de la Institución. El 16 de febrero de 2004, el Consejo Consultivo de la UNAC, aprobó la propuesta rectoral de las Proyecciones de 2004. Uno de los objetivos contenidos en las Proyecciones fueron  las publicaciones.  En virtud de esta decisión, registrada en el Acta 003, de 16 de febrero de 2004, la Secretaría General y el Departamento de Publicaciones y Reprografía empezaron a trabajar en el proyecto del Sistema de Publicaciones, que devino otra figura, por razones prácticas.

El desarrollo de la Corporación, en las distintas áreas de su quehacer, motiva la creación del Sello  Editorial de la Corporación Universitaria Adventista (de ahora en adelante, SEDUNAC).  Es en la década de los años 1990, cuando se advierte un despertar entre los docentes, directivos y estudiantes, tendiente a la concreción de productos de acciones propias de la academia, la investigación, la extensión y la cooperación con otras organizaciones de distinta índole, especialmente, académica. Algunos de los esfuerzos editoriales tuvieron frutos, dada la participación de la Litografía Icolven.  No obstante, varios docentes, directivos y estudiantes debieron acudir a otras empresas, con el objeto de publicar sus libros.  

De todas maneras, se imponía la necesidad de aunar esfuerzos y recursos.  Por ende, la División de Investigaciones y Posgrados, la Litografía Icolven, el Departamento de Publicaciones y Reprografía, y la Secretaría General, realizaron acciones encaminadas hacia la conformación del SEDUNAC. Se apeló a fuentes que han sido útiles, tales como las relativas al área editorial de las universidades de Antioquia, Santo Tomás (de Medellín), Nacional de Colombia (sede de Medellín), Cooperativa de Colombia, Católica del Norte y otras, y las fuentes relativas a la Asociación Publicadora Interamericana (APIA), de los adventistas del séptimo día, y a la Asociación Colombiana de Editoriales Universitarias  (ASEUC), organismo al cual está afiliada la UNAC.

También se consultaron los reglamentos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, relacionados con las publicaciones. Un fundamento de singular valor es el Estatuto de Propiedad Intelectual (EPI), adoptado mediante el Acuerdo 001, promulgado por la Asamblea General de UNAC, el 16 de noviembre de 2009 (artículo 7). Después de esta búsqueda prolija, se produce un instrumento inicial, continente de los diversos aspectos del SEDUNAC.